Un grito de ayuda desde la Amazonas

 

 

IMG_3018

El pasado 9 de agosto fué el Día Internacional de lo Pueblos Nativos, varios medios de comunicación han querido recordar este día dando a conocer al mundo la lucha que sostiene la comunidad indígena Munduruku que vive en la selva Amazónica del Brasil contra la construcción de 40 represas, de la cuál 5 han ya sido iniciadas; la mayor de estas, devastaría 400 km² de selva pluvial, ( más o menos la extensión que tiene la ciudad de Nueva York). Se teme a una catástrofe como la de Belo Monte, una represa la cuál debería ser terminada en el 2019, con un costo de 14,4 billones de dólares, con daños irreversibles para la selva Amazónica, para realizarla han tenido que remover 79,2 millones de metros cúbicos de tierra, ( más de la que se removió para realizar el Canal de Panamá), además de atraer prostitutas y criminales, que han incidido en el equilibrio de toda la zona.

     

NOVEMBER 27, 2014. A Munduruku woman and her child at the 'Caravan of Resistance' protest in the village of São Luiz do Tapajós. The protest organized by local indigenous and riparian communities is fighting against government plans to construct a series of hydroelectric dams that will flood inhabited lands on the Tapajos river in the Amazon rainforest in Para State, Brazil. Brazil is planning over 60 new dams for the Amazon Basin. On April 21, 2016 and Brazil’s environmental agency, Ibama, suspended the licensing process the dam over concerns about its impact on the indigenous community in the region.

La comunidad Munduruku, pide el apoyo del mundo para defender sus casas, sus familias, su foresta, que al mismo tiempo es Nuestra Foresta. Organizaciones como Greenpeace , James Cameron – creador del film Avatar – y personas del mundo de la moda como la modelo de fama internacional Gisele Bündchen, han hecha suya la justa causa.Cameron ha declarado a propósito de la catástrofe de Belo Monte, que lo que sucede en Amazonas es la misma historia que la del film Avatar.

Una vez más vemos como la ambición del hombre moderno quiere devorar lo que aún podemos llamar puro, incontaminado, salvaje; existen varias alternativas a tal destrucción, existe la energía solar, la eólica; no podemos quedarnos inmunes  mientras la insensibilidad de algunos seres humanos destruye el mayor Pulmón del Planeta.

MR

Fuente: magazine: Marie Claire, Greenpeace